• Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

Estructura del sistema

La Constitución Brasileña de 1988, en su artículo 223, prevé la complementación entre los sistemas estatal, público y privado de comunicación. El dispositivo constitucional nunca fue reglamentado, ni siquiera se estableció su carácter de complementación, o como sería la división de la concesión de canales entre los segmentos. En tesis, el sistema estatal atendería los servicios del gobierno y presentaría ante la población el punto de vista del gobierno como componente importante de la variedad democrática, sería portavoz de la sociedad, ofreciendo pluralidad de opinión y diversidad cultural sin intermedio del gobierno o de intereses de la iniciativa privada.

En la práctica, esa complementación nunca se hizo efectiva e, históricamente, se dio un predominio de las emisoras privadas. En total, son más de 9 700 emisoras de radios y TVs y retransmisoras en funcionamiento en el país, habiendo entre ellas 243 emisoras FM y TVs educativas, de acuerdo con datos del Ministerio de Comunicaciones, del año 2011. El resultado oficial no incluye a las AMs que funcionan como educativas. Por los datos oficiales, el segmento de emisoras educativas representa el 2,5 del sistema de radifusión. Puede afirmarse que dentro del ambiente brasileño de radiodifusión la presencia pública es débil si se la compara a la iniciativa privada.

La estructura del sistema público de radiodifusión está formada por emisoras educativas concedidas por el gobierno a universidades, fundaciones públicas de derecho público, fundaciones públicas de derecho privado, gobierno federal, de los estados y municipales. El permiso para la ejecución de servicios de radiodifusión con fines exclusivamente educativos solo puede ser disputado por entidades sin fines de lucro.

No existe un gestor único del sistema de radiodifusión, considerando que el modelo de concesión permitió la distribución de canales a entes de naturaleza jurídica distinta, que mantienen la forma de financiamiento, gestión y estructura determinados por la forma como se organiza la entidad que abriga la emisora de radio o TV.

En el ámbito de las emisoras del gobierno federal, la Empresa Brasileña de Comunicación – EBC tiene la misión de unificar y gerenciar, bajo control social, a las emisoras federales ya existentes, instituyendo el Sistema Público de Comunicación Pública. La empresa viene adoptando una serie de medidas para viabilizar esa red, ya sea por medio de cooperación, distribución y transmisión de programación en red, especialmente con emisoras universitarias.

La Empresa Brasil de Comunicación (EBC) congrega a la TV Brasil, TV Brasil Internacional, Radios MEC AM y FM, además de la Radio Nacional de Río de Janeiro, AM y FM de Brasilia, de la Amazonía y del Alto Solimões. La TV Brasil posee 43 filiales en todo el país y más de 60 retransmisoras. Con relación a las emisoras de radio de la EBC, se sabe que más de 500 radios en todo el Brasil reproducen parcialmente la programación de sus emisoras, especialmente lo programas periodísticos.

Entre las emisoras de alcance estatal se destacan la TV Cultura de SP, Red Minas y TV de Río Grande del Sur. La TV Cultura posee más de 60 filiales que reproducen total o parcialmente la programación, además de ser retransmitida por más de 100 repetidoras. La señal de la TVE llega, hoy en día, a más de 6,5 millones de telespectadores, gracias a sus 40 antenas repetidoras y a su generadora, ubicada en Puerto Alegre. Y la Red Minas posee más de 40 filiales y está presente en la gran mayoría de municipios del Estado de Minas Gerais.

VER MÁS

COMPARTIR


TVs e Radios

TVs (BR)

tv

Radios (BR)

radio